Proyecto de Plan Internacional redujo en 43% la tasa de embarazos adolescentes en niñas menores de 15 años

La organización de desarrollo y humanitaria, Plan Internacional Ecuador, ha logrado reducir el número de embarazos adolescentes entre las jóvenes que han participado en el proyecto Zona Libre de Embarazo Adolescente (ZLEA). Esta iniciativa fue implementada en provincias como Chimborazo, Cotopaxi, Guayas, Los Ríos, Loja, Manabí y Santa Elena, donde esta problemática está teniendo un mayor impacto.

Según se desprendió de la evaluación del proyecto, en los últimos 4 años (2014-2018), ZLEA ha logrado reducir los índices de embarazo adolescente entre los más de 42.000 niñas, niños y adolescentes con los que trabaja. Tal y como reflejan los datos, en niñas menores de 15 años el embarazo se redujo en un 43% mientras que en la franja de edad que va de los 15 a los 18, el descenso fue del 26%.

A través de ZLEA, Plan Internacional ha intervenido en dos de las problemáticas más complejas y graves que enfrentan las niñas y adolescentes y que están estrechamente vinculadas: el embarazo a temprana edad y la violencia sexual. De hecho, cada día 6 niñas menores de 14 años dan a luz en el Ecuador (INEC) tras haber sufrido abuso sexual por agresores que se encuentran en el entorno más cercano y el 53,1% de niñas y el 46,9% de niños sufren abuso sexual en el país[1].

“Una de las características más destacables de este proyecto es que ha integrado de diferentes formas a los actores que tienen un papel relevante en la prevención del embarazo adolescente y el abuso sexual”, explicó Verónica Zambrano, directora (e) de Plan Internacional Ecuador. “No solo hemos trabajado con adolescentes mujeres y hombres de 12 a 18 años, sino que también las mamás, papás, la comunidad y las instituciones locales han estado fuertemente involucrados, de ahí que hayamos logrado resultados tan contundentes”.

Además de aportar conocimiento técnico sobre derechos sexuales y reproductivos, a través de ZLEA se ha trabajado con las y los adolescentes en el fortalecimiento de su autoestima, en el desarrollo de un proyecto de vida y de un pensamiento crítico o en la interiorización de sus derechos.

“La información es clave pero también hay que saber utilizarla de forma adecuada”, recalca Verónica Zambrano, añadiendo que “es vital que las chicas y chicos tengan una buena autoestima para que sean ellas y ellos mismos los que decidan, por ejemplo, cuándo tener su primera relación sexual sin recibir presiones de sus parejas o cuando decir no ante una agresión sexual”. La directora (e) indicó que ocurre lo mismo con el proyecto de vida porque “si una adolescente tiene claro que quiere estudiar en la universidad, un embarazo no será una prioridad y, por tanto, lo evitará”.

A través de ZLEA las y los adolescentes se han empoderado y se han convertido en líderes comunitarios. De hecho, han sido los que ellas y ellos mismos han elaborado agendas de derechos sexuales y reproductivos que han entregados a las autoridades locales para su implementación desde organismos públicos. Como resultado, municipios como Montecristi o Jatumpamba ya cuentan con sus propias ordenanzas municipales sobre esta temática y con un presupuesto específico para su implementación.

La calidad, solvencia y buenos resultados de este proyecto, han sido reconocidos por diferentes instancias a lo largo de los últimos meses. ZLEA ha sido galardonado con el Reconocimiento Global a las Buenas Prácticas de Desarrollo Sostenible Objetivo 5: Igualdad de Género e instituciones como el Ministerio de Salud Pública, el Distrito de Salud de Colta-Guamote (Chimborazo) y el Ministerio de Salud Pública Coordinación Zonal 8 (Guayas) han reconocido públicamente su impacto.

[1] “Segunda investigación sobre abuso sexual a niñas, niños y adolescentes en el Ecuador”, Ministerio de Inclusión Económica y Social (2009).