Comprometerse con las demandas de las niñas es comprometerse con el futuro del país

En el marco de la conmemoración del Día de la Niña la Mesa de Género de la Cooperación Internaciona (MEGECI) y el Honorable Cuerpo Diplomático Diplomático acreditado en el Ecuador se reúnen con niñas para impulsar medidas que promuevan la igualdad.

La Mesa de Género de la Cooperación Internacional (MEGECI) y el Honorable Cuerpo Diplomático acreditado en Ecuador han organizado un desayuno de trabajo con el fin de entablar un diálogo con un grupo de niñas y adolescentes representantes del Movimiento Por Ser Niña. El objetivo de este encuentro, enmarcado en la conmemoración del Día de la Niña, es encontrar alternativas conjuntas que les permitan crecer y desarrollarse en un país que ofrezca igualdad de oportunidades tanto a niñas, niños como a hombres y mujeres.

En Ecuador, las niñas y adolescentes continúan enfrentándose a un sinnúmero de barreras que les impiden alcanzar sus metas y sueños como son la violencia, el trabajo infantil doméstico, el acceso a una educación de calidad o el embarazo adolescente.

Según muestran los datos, 7 de cada 10 mujeres que sufrió violencia sexual en su vida, fue violentada en la niñez[1] y cada año, 2.700 niñas de menos de 14 años se embarazan en el país[2] después de haber sufrido una agresión sexual.

Con este encuentro, la MEGECI y el Honorable Cuerpo Diplomático pretenden, no solo escuchar a las niñas, sino también buscar soluciones de forma conjunta en base a sus pedidos y sugerencias. Además, se contribuye a visibilizar la importancia de que las niñas sean tenidas en cuenta a la hora de planificar e impulsar acciones que promuevan la igualdad, especialmente porque el problema de la existencia de desigualdades que dejan en desventaja a la mujer comienza desde que son niñas.

“Hemos creado este espacio para escuchar directamente a las niñas porque desde la MEGECI creemos en su capacidad para liderar y decidir sobre sus vidas y, por supuesto, para proponer soluciones. Queremos que esto contribuya a promover cambios en la raíz del problema, que son los patrones culturales que las discriminan, y a generar políticas públicas que las tengan en cuenta”, indicó Katherine Ward, embajadora del Reino Unido en Ecuador y presidenta de la MEGECI.

Poner el foco en las niñas permitirá avanzar con paso firme y con más rapidez para alcanzar la igualdad. Este reto es urgente ya que, si no se toman medidas y continuamos al ritmo actual, según las Naciones Unidas, nos tomará más de 50 años alcanzar la paridad en la participación política y 118 años para que los sueldos entre hombres y mujeres se equiparen.

[1] Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador, 2016.

[2] Fundación Desafío, 2017.