Niñas exigen activar la igualdad a través de 40 tomas de posesión en todo el país

Desde ministras hasta presidentes de grandes empresas se harán a un lado este 11 de octubre, Día de la Niña, para dejar que niñas y adolescentes tomen posesión de sus cargos para reivindicar su derecho a vivir en un país más igualitario donde tengan acceso a las mismas oportunidades que niños y hombres. En Ecuador se llevarán a cabo 40 tomas de posesión de las más de 1.000 que se realizarán en todo el mundo.

La ministra del Ministerio de Inclusión Económica y Social, Berenice Cordero, el presidente de la Cámara de Industrias de Pichincha, Pablo Zambrano, la presidenta de la Corte Nacional de Justicia, Paulina Aguirre, o la presidenta del Grupo Difare son algunos de los líderes o lideresas que permitirán que tomen posesión de sus cargos y que se han comprometido a promover el empoderamiento económico de las niñas, el acceso a una justicia con enfoque de género o planes nacionales para erradicar la violencia.

Estas tomas de posesión forman parte de la nueva campaña que Plan Internacional lanzará globalmente con el fin de aumentar la inversión en las niñas y promover su liderazgo y participación.

Verónica Zambrano, directora (e) de Plan Internacional Ecuador dijo “es momento que las niñas lideren y sean vistas, escuchadas y valoradas como iguales. No podremos avanzar en el desarrollo de nuestro país si dejamos atrás a las niñas. Debemos tomar conciencia de que las niñas viven en una sociedad desigual que no les permite tener las mismas oportunidades que niños y hombres”.

En Ecuador, las principales barreras que impiden a las niñas alcanzar la igualdad son la violencia, el embarazo adolescente, la falta de acceso a una educación de calidad y el trabajo infantil doméstico. Según muestran los datos, la violencia está muy presente en la vida de las niñas porque 7 de cada 10 mujeres que sufrió violencia sexual en su vida, fue violentada en la niñez[1]. Cada año, 2.700 niñas de menos de 14 años se embarazan en el país[2] y, de este total, más del 80% son de casos por violación por perpetradores que se encuentran en el entorno más cercano de su vida[3].

En el caso del trabajo infantil doméstico, un estudio realizado por Plan Internacional en el país mostró que las adolescentes mujeres realizan casi 32 horas/semana de tareas domésticas, 8 horas más que los varones, tiempo que tienen que restar a sus estudios[4].

“Este tipo de problemáticas se siguen reproduciendo por la existencia de patrones culturales que discriminan y por las dinámicas de poder desiguales entre hombres y mujeres y niñas y niños. Para alcanzar la igualdad tenemos que romper con esos patrones culturales sobre prácticas de crianza en el hogar que, de forma automática, asignan a las niñas y a los niños un rol en el hogar y en la sociedad que se perpetúa al crecer”, dijo la directora (e) de Plan Internacional.

A nivel global y según las Naciones Unidas, al ritmo actual, nos tomará más de 50 años alcanzar la paridad en la participación política y 118 años para que los sueldos entre hombres y mujeres se equiparen. Por ejemplo, menos de un 1% de los parlamentarios del mundo son mujeres por debajo de los 30 años. Una encuestas realizada por el Foro Económico Mundial en 2017 a 30.000 mujeres jóvenes mostró que más de la mitad de ellas decían no sentir que sus opiniones eran escuchadas o tenidas en cuenta.

[1] Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador, 2016.

[2] Fundación Desafío

[3] Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador.

[4] La realidad del trabajo doméstico de niñas y adolescentes en Ecuador, Plan Internacional, 2014