Odalis: “Me identifico como una mujer de valor”

Odalis es una joven ecuatoriana de 19 años que lucha por sus sueños. Es la segunda de tres hermanos, en su niñez enfrentó la dura separación de sus padres luego de presenciar situaciones muy difíciles como gritos, insultos y peleas entre ellos. Nació en Rocafuerte, una pequeña ciudad agrícola ubicada en la provincia de Manabí en la costa de Ecuador. Después de la separación, su madre asumió toda la responsabilidad de dirigir el hogar. Ella admira mucho a su madre por ser una mujer muy valiente, que a pesar de la adversidad supo sacarlos adelante trabajando honradamente siendo: doméstica, trabajadora en una tienda de lunes a viernes y ayudante de peluquería los fines de semana.

Narra Odalis, que tanto su hermano mayor como ella, dejaron de lado su adolescencia para asumir responsabilidades de personas adultas. Su hermano empezó a trabajar a los 14 años de edad en la agricultura y ella a sus 12 años asumió las tareas domésticas del hogar, mientras su madre trabajaba fuera de casa y llevaba consigo a su hermanita menor.

Cuando Odalis tenía apenas 17 años abandonó sus estudios secundarios para unirse a una pareja. Relata que al igual que su madre, ella vivió una mala experiencia de maltratos psicológicos. Después del nacimiento de su hija tomó la decisión de recuperar sus sueños.

“Yo fui madre joven a los 18 años, mi pareja me abandonó cuando nació mi hija, fueron momentos muy duros para mí, pero siempre conté con el apoyo de mi mamá, quien me dio fuerzas para continuar, tuve que pasar por muchas cosas duras, pero jamás me rendí. Con mi embarazo dejé de asistir a clases. Cuando mi niña nació retomé mis estudios, aunque era complicado la llevaba al colegio todos los días para darle su alimentación y atenderla. Me propuse no desistir, por amor a mi hija, mi madre y a mí misma, entonces tomé mucho coraje y valor para ser una de las estudiantes más destacadas de mi colegio y logré incorporarme de bachiller en Ciencias”, expresó Odalis.

Cuenta, además, que cuando se presentó la oportunidad de ser parte del proyecto de becas para adolescentes y jóvenes madres que ofrecía Plan International, no lo dudó ni un instante. Gracias a la beca del programa “Escuelas de Liderazgo” pudo solventar algunos gastos en útiles escolares, pasajes y culminar sus estudios como bachiller. También comenta que el programa le inspiró para fijarse la siguiente meta, estudiar leyes y especializarse en el ámbito alimenticio y penal.

“Ser madre soltera ha sido mi mayor reto […], hay muchas mujeres que han sido humilladas, ultrajadas y que han sufrido para dar de comer a sus hijos e hijas, es muy difícil conseguir un abogado que de verdad se interese por hacer justicia en estos casos, yo quiero ser abogada para hacer justicia y que los hombres vean que también tienen responsabilidades con sus hijos e hijas”.

Por otra parte, mientras narraba sonriente su experiencia, dijo “Lo más bonito que he experimentado en estos procesos, es que con las compañeras tenemos similitudes en nuestras vidas cotidianas y podemos compartir nuestras historias sin ser juzgadas”.

Odalis como parte de la Escuela de Liderazgo
Odalis como alumna en la Escuela de Liderazgo

Señaló también, que descubrió que tiene potencial para ser muchas cosas y que se ha dado cuenta que ser madre joven, no le limita a ejercer sus derechos y a cumplir metas.  “Me identifico como una mujer de valor, luchadora, responsable, solidaria y muy respetuosa”.

Finalmente hizo una reflexión luego de pensar en sus capacidades, y aseguró que le encantaría ser voluntaria de Plan International porque tiene mucho para dar. “Quiero ser voluntaria porque me gusta ayudar a otros y ocupar mi tiempo en hacer cosas buenas por los demás, ya que la recompensa en el voluntariado son los aprendizajes, desde la convivencia con otras personas” agregó.

Autora: Zoraya Bravo

Técnica de Desarrollo Local – PU Manabí