Ejemplo de liderazgo juvenil en los Andes de Ecuador

Yadira (18), es la cuarta de cinco hermanos, vive en una comunidad cercana a Saquisilí, ubicada en los Andes de Ecuador. Su sueño es convertirse en psicóloga y especializarse en derecho en 10 años yo me veo como una gran profesional apoyando a quien lo necesite, defendiendo los derechos de las mujeres y niñas vulneradas”, asegura.

Desde muy pequeña ha sido una niña inquieta, participativa, pero sobre todo muy inteligente, dice muy orgulloso su padre Miguel, quien también es voluntario comunitario de Plan International en Ecuador. Yadira acaba de obtener su título de bachiller y  fue abanderada del Pabellón Nacional, el reconocimiento más alto a nivel local. Su puntaje le permitió exonerarse en su proyecto de grado.

La voz de su madre María Rosa, tiembla de alegría al hablar de su hija, más cuando cuenta que se ha convertido en una lideresa no solo de la comunidad sino a nivel provincial, mi hija siempre ha sido alegre, conversona, divertida, es buena para escribir y para hablar, me siento muy orgullosa cuando le veo en la televisión o la escucho en la radio, hasta las vecinas quedan admiradas al ver como se desenvuelve mi Yadira”.

Desde muy pequeña Yadira ayudaba a su papá en las actividades que el desempeñaba como voluntario comunitario. Actualmente, ella también es voluntaria. Su agilidad para caminar, pero sobre todo para entablar conversación con los comuneros y sus hijos ha hecho que la reconozcan como tal en su comunidad.

Desde hace 3 años Yadira forma parte del Movimiento Por Ser Niña, grupo autónomo de la sociedad civil liderado por jóvenes mujeres, el cual promueve la igualdad de género. Su facilidad de palabra, seriedad, pero sobre todo su carisma hizo que en poco tiempo se destacará como la vocera provincial.  Para mí el Movimiento es como un hogar, todos quienes lo conformamos somos una familia unida, dispuesta a luchar contra las problemáticas no solo por quienes conformamos el Movimiento sino por toda la sociedad”, enfatiza.

En la actualidad, Yadira se prepara desde su casa para rendir el examen de acceso a la universidad. Debido a la pandemia por el COVID-19,  recibe clases virtuales. Esto ha sido una verdadera batalla dado que en su comunidad,  no tiene señal de internet frecuente, lo que dificulta la conexión como el internet no es bueno aquí, mi hermano que está en la ciudad me dio inscribiendo para la universidad, cuando tengo reuniones por zoom o algo importante tengo que ir a la parte más alta de mi comunidad para lograr conectarme con datos móvilesrelata la joven.

Yadira integra el comité nacional de comunicación del Movimiento Por Ser Niña. En el 2019, participó en el conversatorio nacional con la mayor autoridad a nivel mundial en el tema de violencia, la Relatora Especial de la ONU, Dubravka Šimonović, sobre violencia contra la Mujer.

Desde marzo del 2019, Yadira locuta en el programa de radio Ñukanchi Shimi, transmitido los días viernes a través de la radio Cotopaxi. Junto a ella 8 adolescentes hombres y mujeres -de su comunidad- elaboran guiones para cuñas radiales, spots publicitarios y el segmento más importante del programa “Cartas de Niñas”, programa basado en historias de vida plasmadas en el libro Cartas de Niñas, publicado por Plan Internacional en el 2017. El texto recoge problemas, propuestas y sueños de niñas y adolescentes. Cuando estoy locutando me siento orgullosa no solo de mí, sino también por quienes me escuchan, a través de la radio, siento que me ayudo y ayudo a las demás a tomar conciencia de la realidad en la que vivimos, sé que represento a todas las niñas, adolescentes y mujeres que están siendo silenciadas, rechazadas por la sociedad, locutando perdí mis miedos explica con una sonrisa.

Yadira cuenta que al iniciar la emergencia sanitaria su vida cambió, ya que no podían salir a ningún lado.  Poco a poco empezó a faltar todo en la casa especialmente dinero, alimentación e incluso se fue perdiendo la alegría de nuestro hogar por la preocupante situación que no solo era para nuestra familia sino para quienes viven a nuestro alrededor, quienes se angustiaban y pasaban momentos de dolor, zozobras y en muchos de los casos se evidenció violencia intrafamiliar en los hogares”.

Yadira explica que está preocupada por las problemáticas que afectan a los niños, niñas y adolescentes que debido a la pandemia han perdido a sus padres porque  muchos de ellos se quedaron sin trabajo y ahora no tienen como sostenerse.  

Sin duda, la madurez de Yadira, a pesar de su edad, es evidente puesto que continua con la misma fortaleza de siempre, lo  que le permite derribar las barreras que se le presentan. Incentiva a las niñas, niños y adolescentes a que no callen porque no están solos: Todas somos una sola voz, un solo corazón con miles de pensamientos y sueños por delante, así que no nos dejemos vencer por los problemas ya que somos más fuertes que ellos.  Tracemos nuestra meta y sigamos adelante con más ánimo”.

Autora: Norma Charco

Facilitadora de Patrocinio de Plan International Ecuador