Dioscelys y una amiga

Dioscelys: “Para las niñas es muy importante tener la compañía de sus padres en el proceso de la menstruación”

Esta historia forma parte de una serie de testimonios recopilados en el proyecto implementado entre Plan International con el apoyo Programa Mundial de Alimentos y el financiamiento de la Oficina de Asistencia Humanitaria de Estados Unidos (USAID/BHA) el cual está dirigido a migrantes, refugiados y personas en movilidad humana, incluyendo adolescentes mujeres. El proyecto aparte de proveer asistencia alimentaria, brinda apoyo psicológico y asesoramiento legal. Además, se capacita a las personas en temas como nutrición, emprendimiento y   derechos sexuales y reproductivos. Dioscelys nos comenta sobre su participación en los talleres de higiene y menstruación; ella es parte del 58% de niñas y mujeres venezolanas refugiadas y migrantes dentro de Ecuador.[1]

Dioscelys, una niña alegre y generosa tiene 17 años. Llegó a Ecuador hace menos de un año, comenta que su padre y su hermano vinieron antes al país, le recomendaron migrar y le explicaron podrían alcanzar una mejor calidad de vida en Ecuador. Dioscelys se mantiene arraigada a los valores que sus padres le inculcaron como ser luchadora, tener perseverancia y mantener la responsabilidad por alcanzar sus proyectos de vida. Ella comparte su experiencia con la menstruación y la importancia de la guía de sus padres en este tema.

Desde su infancia, sus padres la orientaron en diversos temas como la educación para la sexualidad y la menstruación. Dioscelys cuenta que su madre aprovechó cada espacio con ella para despejar sus dudas. Se siente muy afortunada que sus padres hayan hablado abiertamente de todo durante su adolescencia. Entiende que, si estos temas no se abordan a tiempo, podrían generar que las niñas busquen información en redes sociales que en muchas ocasiones no es correcta o no es verificada.

Entre sus sueños destaca ser investigadora, culminó el bachillerato en Venezuela, paso inicial para emprender una vida profesional. Expresa firmemente que le gustaría integrarse en grupos de formación y liderazgo para poder ayudar a todas las niñas de su edad que lo necesiten, en especial a aquellas que atraviesan por circunstancias relacionadas a la migración. Dioscelys aconseja a niñas y jóvenes que respalden a sus padres en estas decisiones, la decisión de su familia influyó en ella, fue un buen momento para luego poder encontrarse con su padre y hermano para iniciar una vida nueva en Ecuador.

Al participar en el Taller “Higiene Menstrual” se evidenció su alegría pues ella y sus compañeras aprovecharon este espacio para conversar de su experiencia y de sus dudas acerca de la menstruación y salud. Como parte de su experiencia personal, recordó que cuando menstruó a los 14 años, se encontraba en su casa, fue un proceso normal, sin dolor y no le tomó por sorpresa pues su madre le había indicado los cambios que experimentaría su cuerpo y tenía toda la información necesaria para entender este proceso. El Taller de “Higiene Menstrual” fue una acción conjunta entre Plan International y el Programa Mundial de Alimentos, con el fin de contribuir a la generación de entornos seguros que fomenten la prevención de violencia basada en género y ejercicios de Derechos Sexuales y Reproductivos creando espacios de diálogo y sensibilización con niñas y adolescentes.

Dioscelys y sus compañeras de taller

Dioscelys comenta que una experiencia importante fue visualizar un video presentado durante el taller y que le impresionó mucho los tabúes al que se enfrentan muchas niñas: “Ahora eres una mujer”, esta frase influyó íntimamente en Dioscelys ya que ella considera les arrebata la niñez a las niñas, las hace sentir incómodas, acosadas y sentirse observadas. “En el colegio, escuela, comunidad, deben abordar temas de menstruación y sensibilizar a los hombres para que no se burlen de sus compañeras lo que pudiera resultar en que las niñas dejen de asistir a la escuela por sentirse con temor o avergonzadas”.

En lo que se refiere a productos de higiene menstrual, menciona que el más usado por ella es la toalla sanitaria, la que su madre le indicó que debía utilizar cuando tiene la menstruación. Agrega que el tampón, la copa menstrual los había escuchado, sin embargo, no conocía la manera correcta de utilizarla. Recalcó la importancia de seguir realizando estas capacitaciones pues muchas niñas requieren manejar información para romper los tabúes que actualmente están presentes en la sociedad, este tema es corresponsabilidad de todas y todos.

Dioscelys indica que las niñas deben ser muy comunicativas con sus padres, pues esa es la forma de resolver cualquier situación que en ese momento estén atravesando. Recalca que las niñas no deben sentir miedo, “la menstruación es un proceso normal de su cuerpo”.

Adicional a esto indica que no detengan sus vidas por paradigmas equivocados sobre la menstruación y motiva a que las niñas se sientan tranquilas de realizar sus actividades cotidianas. Dioscelys hace un llamado a la sociedad a que colabore rompiendo estos tabúes: “El estar menstruando no significa que estemos listas para ser madres, o casarnos. Debemos recibir la información confiable para que todas las niñas tomen sus decisiones correctas, debemos cumplir nuestras metas, y proyectos de vida que siempre hemos soñado”.


[1] https://www.r4v.info/es/document/gtrm-ecuador-reporte-de-situacion-marzo-2022