MARÍA FERNANDA: “LA MENSTRUACIÓN ES ALGO COTIDIANO, NOS VA A SUCEDER A TODAS, NO TENGAN MIEDO”.

Esta historia forma parte de una serie de testimonios recopilados en el proyecto implementado entre Plan International con el apoyo Programa Mundial de Alimentos y el financiamiento de la Oficina de Asistencia Humanitaria de Estados Unidos (USAID/BHA) el cual está dirigido a migrantes, refugiados y personas en movilidad humana, incluyendo adolescentes mujeres. El proyecto aparte de proveer asistencia alimentaria, brinda apoyo psicológico y asesoramiento legal. Además, se capacita a las personas en temas como nutrición, emprendimiento y   derechos sexuales y reproductivos. María Fernanda nos comenta sobre su participación en los talleres de higiene y menstruación; ella es parte del 58% de niñas y mujeres venezolanas refugiadas y migrantes dentro de Ecuador.[1]

María Fernanda es de nacionalidad venezolana y tiene 15 años, se caracteriza por ser muy sociable, le motiva liderar procesos donde puede brindar sus orientaciones para ayudar a otras jóvenes como ella.  Recuerda que aproximadamente hace cuatro años su madre migró a Perú por la situación económica que atraviesa su país.  Sobre su madre, nos comenta con una sonrisa que ella es la persona más importante de su historia de vida. De ella admira su lucha y su perseverancia por salir adelante. Su madre migró a Perú y trabajó algún tiempo para obtener los recursos económicos para la compra de pasajes y lograr encontrarse con su hija en Ecuador. Actualmente, ambas viven en Ecuador y María Fernanda desea aprender de su madre su sentido de lucha y perseverancia por sus proyectos de vida.

María Fernanda comenta que desde su niñez para ella fue muy importante ayudar a sus compañeras y compañeros. Los maestros la consideraban siempre como una buena opción para liderar equipos de estudio en su salón. Se destacaba por sus calificaciones, responsabilidad, y organización en su colegio. Además, le apasionan los temas de justicia e igualdad, manifiesta que las personas deben trabajar por sus sueños.

A María Fernanda le hace muy feliz que su madre esté muy orgullosa de ella. En lo que respecta a sus estudios, se presentó a rendir el examen para integrase al sistema educativo en Ecuador y lo aprobó. Sus metas están claras, le llaman la atención dos carreras, Odontología o Psicopedagogía. Asegura que para que las niñas sean lideresas deben ser apasionadas y responsables, deben motivar a las demás y ayudar en toda situación que necesiten. Recalca la siguiente frase, “Juntas somos más”.

María Fernanda y su mamá

El ejemplo a seguir de María Fernanda es el de su madre, quien se ha esforzado para conseguir sus objetivos. Recuerda que cuando menstruó su madre no se encontraba cerca de ella, estaba en Perú. Su abuelita estuvo todo el tiempo acompañándola, se sintió un poco incómoda y nerviosa. Anteriormente su madre la había preparado para cuando llegase este momento. Menciona que a través de videollamadas se comunicaban para que ella sienta el apoyo, hasta ahora se encuentra muy emocionada y feliz por ese momento. Le aconsejó que se sienta segura, cómoda, que cualquier duda tendría su apoyo para brindarle información acerca del uso de productos menstruales y temas de su higiene menstrual.

Afirma que los primeros meses que menstruó sintió un poco de dolor en el vientre y cansancio. Cuando acudía a clases de danza, conversaba con muchas niñas que estaban avergonzadas por su menstruación, estaban con temor de manchar su ropa interior, algunas faltaban a sus clases por motivo de su menstruación. Agrega que la Psicóloga de su colegio las reconfortó diciendo: “Es un proceso normal, no dejen de asistir a sus actividades, no teman”.

El Taller de “Higiene Menstrual” fue organizado por Plan International y el Programa Mundial de Alimentos. Fue dirigido a adolescentes en contexto de movilidad humana y población de acogida para generar espacios de reflexión, diálogo y sensibilización sobre el tema de Higiene Menstrual. Maria Fernanda se destacó por sus opiniones, habilidad y fluidez al expresarse. Frente al tema de los tabúes, motiva a las niñas que no hagan caso a burlas les exhorta a que sean seguras de sí mismas. “Si alguna niña se siente afectada, debe comunicar a sus padres o tutores”, recalca que estas personas tienen un rol fundamental como red de apoyo en las niñas.

Maria Fernanda afirma que solo con el conocimiento e información se logra vencer las situaciones que afectan a las adolescentes y que si alguna niña tiene la motivación de convertirse en una lideresa, que persiga sus sueños que lo haga con la finalidad de ayudar. Viendo hacia el futuro, le entusiasma la idea de integrarse a un “movimiento de niñas” para aprender de temas de inclusión, igualdad de oportunidades y para fortalecer su crecimiento personal.


[1] https://www.r4v.info/es/document/gtrm-ecuador-reporte-de-situacion-marzo-2022