Ecuador saca Tarjeta Roja a la Violencia hacia las niñas

En Ecuador:

La violencia continúa siendo una de las barreras más importantes que las niñas deben enfrentar para desarrollar su pleno potencial.
181 niñas menores de 14 años dan a luz cada año tras haber sido víctimas de violencia sexual. De estos embarazos tempranos, más del 80% son de casos de abuso sexual por perpetradores que se encuentran en el entorno más cercano.
El 67,9% de las niñas entre 10 y 15 años han sido víctimas de una agresión física.
El 40% de las niñas sufren burlas y el 35% es insultada diariamente.
Niñas y adolescentes dedican 32 horas a la semana a trabajos domésticos, tiempo que restan de sus estudios.
El 73% de las madres dicen a sus hijas “no sabes cocinar, no haces nada bien”.
El 47% de las niñas denuncia violencia en sus hogares, escuela y espacio público y el 42% no denuncia por temor a ser retirada del sistema educativo.
A diario, miles de niñas en Ecuador se ven obligadas a enfrentarse a distintos tipos de violencia que les dejarán secuelas de por vida. Algunas de ellas quedan embarazadas tras sufrir una agresión sexual, otras, por el mero hecho de ser niñas, serán insultadas en sus hogares o escuelas por considerar que solo sirven para ser esposas y para realizar tareas del hogar y, la mayoría, no se atreverán o recibirán coacciones para no denunciar acoso o violencia. Incluso, muchas, perderán su vida en el camino.

En un esfuerzo nacional por visibilizar y erradicar esta problemática, Plan Internacional lanza su campaña Sácale Tarjeta Roja a la Violencia hacia la Niñas, con el objetivo de unir esfuerzos para cambiar patrones culturales que perpetúan esta situación, generar conciencia sobre los diferentes tipos de violencia y establecer compromisos personales y familiares como mecanismos de acción para eliminar la violencia hacia la niñez.

Paralelamente y de manera permanente, Plan Internacional trabaja en la promoción de los derechos de la niñez y la igualdad de las niñas a través de diferentes proyectos en 7 provincias del país. De hecho, en los últimos cinco años sus programas han tenido un impacto en la vida de casi 2 millones de niñas, niños, adolescentes y sus familias con:

Más de 120 Mecanismos Comunitarios de Protección creados para prevenir, vigilar y proteger contra las violencias y más de 10.000 niñas, niños y adolescentes capacitados para identificar y responder de forma adecuada a una situación violenta.
67 clubes de adolescentes creados para trabajar la prevención del embarazo adolescente y el abuso sexual y más de 20 mil madres y padres capacitados en derechos sexuales y reproductivos a través del proyecto Zona Libre de Embarazo Adolescente.
Más de 19 mil familias recibieron capacitación sobre cómo educar a sus hijas e hijos sin violencia y entornos saludables.
Más de 7 mil becas escolares y universitarias para niñas, niños y adolescentes.
Más de 9 mil niñas y niños han desarrollado habilidades sociales y de emprendimiento a través del proyecto Aprendiendo a Emprender.
“Con el aporte de la sociedad a nuestra campaña, Sácale Tarjeta Roja a la Violencia hacia la Niñas, lograremos generar una conciencia social importante con el fin de dejar de ver como algo normal el uso de la violencia. Es importante que como sociedad acompañemos estos temas para que se hable de ellos mediáticamente y en el hogar. Esta es la única forma, junto con la educación, de parar los alarmantes índices de violencia que está viviendo el Ecuador. Es hora de que como país digamos basta” señaló Rossana Viteri, directora de Plan Internacional Ecuador.