Angelina: “Quiero ser embajadora de la educación en el mundo entero”

Practica con su familia sus discursos, le gusta preparar sus mensajes para promover el liderazgo y tiene una voz tan potente que resulta atractivo escucharla hablar con pasión sobre los temas que le gustan. Ella aprendió a leer y considera que tiene buena ortografía, gracias a la guía de su abuela, quien desde su niñez le motivó a que lean juntas el periódico todas las tardes.

Así es Angelina, quien, desde los 12 años, se involucró en actividades de liderazgo juvenil.  Aplicó a una beca en donde aprendió a incidir socialmente en más jóvenes como ella.  Además, empezó a coordinar un proyecto sobre la importancia de la no violencia en niñas y niños, el cual se implementó en instituciones educativas de su comunidad con el fin de detener la revictimización de la niñez en situaciones de violencia.

Angelina emprendió un camino de aprendizaje. Se capacitó en temas como liderazgo, comunicación, metodologías con actividades lúdicas, emprendimiento e incluso inteligencia emocional, escalando hasta ser promotora juvenil en su comunidad. “Empecé a descubrir y aprender temas que no veía en el colegio”, indica con satisfacción.

A sus 15 años fue vicepresidenta del Consejo Consultivo de Adolescentes en su cantón ubicado en la provincia de Santa Elena, en la costa de Ecuador.  Ahí lideró un programa radial que trataba sobre la importancia de la educación, ella creaba los guiones y a su vez era la presentadora.

Un año más tarde, se graduó en una Escuela de Liderazgo impulsada por Plan International y el Movimiento Por Ser Niña; luego se convirtió en facilitadora y formadora de nuevas lideresas, “encaré los problemas sociales que vivimos los adolescentes… en este punto de mi vida me cuestioné ¿qué hago aquí y que puedo hacer para cambiar estas problemáticas?”, indica refiriéndose a esta experiencia.

A sus 17 años, presentó una propuesta de proyecto basado en mejorar las metodologías educativas para adolescentes, lo que le sirvió para ingresar al programa de intercambio cultural “Jóvenes Embajadores”, en donde ella pudo compartir sus ideas y hablar sobre su realidad con más jóvenes de diferentes países. “Este proyecto tiene una historia: conocí a una adolescente que no sabía leer ni escribir, eso me tocó mucho”, gracias a esta vivencia, su deseo de aportar a las vidas de las niñas para promover educación de calidad se incrementó.

Actualmente Angelina tiene 18 años y con orgullo cuenta que ella siempre ha tenido el apoyo de su familia y que su vida se ha inspirado con testimonios de adolescentes y jóvenes activistas. Angelina ha formado a más líderes juveniles en barrios y en instituciones educativas. Se considera una embajadora por la educación y es integrante del comité nacional de comunicación del Movimiento Por Ser Niña, “quiero ser embajadora de la educación en el mundo entero”, enfatiza con mucho regocijo.

En el 2023, tuvo la oportunidad de viajar en representación de Ecuador y el Movimiento Por Ser Niña para ser la portavoz en el foro Interamericano de Sistemas de Promoción y Protección Integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes SIPPINA en México. En el mismo participó en la “Mesa intergeneracional para trabajar el derecho a la salud” para apoyar a políticas públicas que cuiden de la salud y la educación.

La vida de Angelina nos muestra lo apasionada que ella es por la promoción de la educación. Además, es un ejemplo de perseverancia, ella continúa preparándose, y participando en distintos espacios de liderazgo y de promoción de derechos de niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

“Escogí la carrera de relaciones internacionales porque quiero aportar en el mundo entero a la igualdad de género con proyectos y políticas acopladas a nuestro mundo cambiante y a esta era tecnológica”.

Si quieres conocer más historias de lideresas como Angelina, visita:

Autora: Mercy Pineda, Técnica de Sostenibilidad

Oficina Santa Elena

<div class="title"><i class="fa fa-long-arrow-left"></i> Previous Post</div>