Carmita: Una mujer que sueña en grande

Carmita es una mujer indígena emprendedora quien a sus 26 años ha logrado generar empleo en su comunidad, algo que le causa mucho orgullo.  Es dueña de una peluquería, negocio que, además, de generarle ingresos para su autonomía financiera, inspira a otras mujeres a salir adelanta.  Es Kichwa hablante y vive en el cantón Guamote, ubicado en el callejón interandino de la sierra ecuatoriana.

Fue una niña patrocinada de Plan International, estudió su educación primaria en la escuelita de su comunidad.  Como anécdota, cuenta que, para poder estudiar la secundaria, ella viajaba 45 minutos consiguiendo aventones en la vía, y, cuando no había carros que la llevaran, tenía que caminar una hora y media por los chaquiñanes hasta llegar a su colegio.  Para Carmita lo importante era estudiar.

Estas ganas que Carmita tuvo para estudiar y su tenacidad y dedicación fueron más fuertes que las barreras que encontró durante su vida estudiantil. Estas características le ayudaron también cuando decidió emprender y trabajar para cumplir sus sueños.

Carmita como muchas niñas y adolescentes han sido parte de los proyectos y las capacitaciones que implementa Plan International en varias comunidades de Ecuador. En el 2016, en su comunidad se creó una caja de ahorro comunitario llamada EDUCAS. Estas cajas de ahorro están conformadas por grupos de personas a nivel comunitario que promueven el ahorro y el acceso a créditos a bajos intereses (capital semilla) para financiar pequeños emprendimientos. Carmita aprovechó esta oportunidad y fue beneficiaria de un primer crédito, el cual invirtió en su capacitación en peluquería, específicamente en cortes de cabello para hombres. El curso duró un año aproximadamente.

Carmita se capacitó en peluquería

Después de finalizar sus estudios, Carmita empezó un nuevo reto; emprender dentro de su comunidad haciendo cortes de cabello en su casa o a domicilio.  Su negocio fue exitoso y decidió realizó un estudio de mercado en su comunidad y cantones aledaños, lo que resultó en la apertura de un local de peluquería. Fue entonces, cuando decidió sacar un segundo crédito.

Tanto el capital inicial como el segundo préstamo le sirvieron a Carmita para lograr sus objetivos y destacarse como una mujer emprendedora. “Es una gran oportunidad para las mujeres para poder decidir sobre nuestros recursos y poder emprender. Vemos el gran apoyo que resulta para jóvenes y sobre todo para nosotras las mujeres”.

Actualmente, es la propietaria de “Bella Brothers Bella”, una peluquería exitosa que le ha permitido generar empleo en su comunidad. Este negocio le ha brindado seguridad y autonomía financiera y ha inspirado a muchas mujeres y hombres que han visto el recorrido de su emprendimiento.

Además, Carmita imparte capacitaciones gratuitas sobre peluquería a 18 mujeres y 12 hombres de su comunidad 3 veces a la semana. Esta actividad la hace con el objetivo de reducir la migración de las y los jóvenes, impulsar el ahorro mediante las cajas de ahorro EDUCAS y para compartir la importancia del estudio y motivar a otras mujeres a ser emprendedoras.

 “Mi sueño es poder ayudar a más jóvenes hombres y mujeres para que puedan cumplir sus proyectos de vida y puedan afrontar las desigualdades sociales”.

Autora: Fanny Yaucén, Técnica de desarrollo local

Oficina Chimborazo-Bolívar

Para conocer más sobre el trabajo de Plan International en empoderamiento económico femenino visita: http://plan.org.ec/empoderamiento-economico-mujeres/