Belén: joven visionaria que emprende y apoya en su comunidad

Belén es una joven emprendedora y visionaria. A sus 17 años inició su emprendimiento, la crianza de animales menores. Ella se describe como una mujer inteligente, extrovertida y con muchas amigas, cualidades que ella destaca que le han permitido generar cambios positivos en su vida e influir en su comunidad. Ella junto a su familia viven en una zona rural de la provincia de Loja, al sur del Ecuador.

“Amo lo que hago” con este lema, Belén inició su emprendimiento, también relata, “todo empezó en los últimos años de mi colegio en donde realizando nuestras prácticas sentí que es tan lindo dedicarse a la producción de animales”. Adquirió conocimientos iniciales sobre estos temas mientras estudiaba en su colegio, el cual era técnico agropecuario, desde ahí empezó su vocación por la crianza de animales. Con mucha dedicación comenzó a criar especies de animales menores. Actualmente, ella emprende en esta actividad, lo que le permite generar sus propios ingresos económicos.

Paso a paso Belén cumple su sueño de tener una granja

Sobre su educación universitaria, Belén aspira a ser licenciada en inglés y a su vez ser propietaria de su propio negocio, “siento estar cumpliendo de a poquito mi sueño de tener una granja”. Gracias a los ingresos que genera, Belén ahorra las ganancias para llegar a comprarse una computadora y así tener más herramientas para prepararse y poder continuar con sus estudios. Sobre ser emprendedora afirma, “emprender es una gran oportunidad para las mujeres, para que desde las cosas que las apasionen puedan empoderarse y demostrar que cada quien tiene un espacio en la sociedad para generar un cambio”.

Como parte de los proyectos de empoderamiento económico que Plan International implementa, Belén recibió el apoyo de capital semilla. Esto le ha permitido invertir en la crianza de gallinas criollas con el fin de lograr una producción de doble propósito al producir huevos y carne; y así ampliar la producción.

“Agradezco a Plan International no solo por el apoyo que me ha brindado del capital semilla, sino porque gracias a los proyectos que pude participar en el Movimiento Por Ser Niña, a mi corta edad establecí objetivos y decidí luchar para alcanzarlos”.

Resalta que en varios talleres y procesos en los que ha participado, aprendió a valorar a las personas y a aceptarse. “Me siento muy orgullosa de haber descubierto todo el potencial que llevo dentro, aún tenemos grandes brechas las cuales superar y esos obstáculos serán atravesados”.

Para Belén, su familia es uno de los motores que la impulsan a salir adelante. Quiere ser parte de los agentes que apoyan a la comunidad y de quienes generan espacios de igualdad de género. Destaca que las jóvenes deben ser luchadoras, persistentes y que no deben tener miedo a fracasar porque en la vida se aprende y se gana si así nos proponemos “todas somos capaces de cumplir y alcanzar sueños”.

Belén, una lideresa fuerte quiere motivar a las mujeres a siempre permanecer empoderadas, dueñas de sus sueños y metas. Resalta que las niñas, jóvenes y mujeres deben siempre pensar que son capaces de lograr todo lo que se proponen, “tenemos tanto porque seguir luchando y, somos el apoyo de las que necesitan quien les motive y les impulse” comenta decidida.

Autora: Jehocasta Fierro, Técnica de Sostenibilidad

Oficina Loja – Ecuador


Para conocer más sobre el trabajo de Plan International en empoderamiento económico femenino, visita: