Menu

Una beca, un futuro

A través de un incentivo económico se pretende mejorar la vida de niñas, niños y adolescentes incrementando su acceso y permanencia en el sistema educativo y permitiendo que tengan mayores oportunidades de futuro

“Gracias a Plan por la beca. Estoy feliz. Me ayuda a estudiar y a comprar uniforme y mis útiles escolares. Me siento bien yendo a mi escuela porque aprendo mucho y me divierto bastante con mis amigas. Me gustan las ciencias naturales y mi sueño es ser enfermera para ayudar a los más pequeñitos a cuidar la salud”, María del Carmen, 12 años, Cotopaxi.

¿Por qué son necesarias las becas?

Resultados obtenidos en el periodo de junio 2015 a junio 2016.

  • 8% de niñas y niños abandonan la escuela en octavo de básica.
  • 9% de adolescentes abandonan la escuela en primero de bachillerato.
  • Del total de la población entre 9 y 11 años que reciben educación, el 2,4% no completará su formación a la edad correspondiente (rezago escolar).

¿Cómo aportamos a la educación?

  • Ofreciendo un incentivo económico anual para la adquisición de material escolar, vestimenta y transporte.
  • Sensibilizando a padres y madres sobre la importancia de la educación de sus hijos e hijas.
  • Fortaleciendo la organización comunitaria para que vele por el derecho a la educación.

¿Cómo es el programa de becas?

Identificamos a niñas, niños y adolescentes en riesgo de dejar la escuela o que ya la han abandonado por falta de recursos económicos. Una vez otorgada la beca, se hace un seguimiento a las y los becados para que concluyan satisfactoriamente sus estudios.

Además de esto, se motiva a las familias para que apoyen y mantengan a sus hijas e hijos estudiando mostrándoles el valor y las oportunidades de desarrollo que pueden tener si continúan dentro del sistema escolar.

“A mí siempre me ha gustado ir al colegio pero un día mi papá y mi mamá me dijeron que ya no podía ir porque en la casa ya no alcanzaba para más. Se lo conté a mi profesora y ella me ayudó a conseguir una beca de Plan y ahora estoy en secundaria”, Isabella, 13 años.