Menu

Patrones de violencia hacia las niñas en el Ecuador

El objetivo central del estudio fue mapear y analizar las percepciones sobre violencia y sus prácticas en cinco provincias de la sierra ecuatoriana: Cotopaxi, Chimborazo, Azuay, Cañar y Pichincha. La investigación recoge las concepciones de niños, niñas, y adolescentes, madres de familia y autoridades locales sobre qué entienden por violencia de género y cómo la experimentan.

Esta investigación, de corte tanto cualitativo como cuantitativo, y fundamentada en los ejes de percepciones y prácticas, muestra, al igual que otros estudios, que los niños están más expuestos a la violencia física, mientras que las niñas sufren mayor violencia sexual y psicológica. Por otra parte, resalta la percepción de las personas adultas de que la violencia física o psicológica no son métodos adecuados para educar a la niñez y a la adolescencia, aunque en la práctica se constata que sí son métodos utilizados con demasiada frecuencia. Reiteradamente, emerge en este estudio la confusión de madres y padres de familia en cuanto al ejercicio de sus derechos y a la aplicación de la disciplina.

La investigación recoge las concepciones de niños, niñas, y adolescentes, madres de familia y autoridades locales sobre qué entienden por violencia de género y cómo la experimentan

La investigación muestra patrones culturales “ancestrales” que siguen activos y que son interiorizados desde edades tempranas, como, por ejemplo, el patrón de masculinidad preferido de ser fuertes y violentos y el de la vulnerabilidad ante la violencia y la culpa-responsabilidad en el caso del patrón de socialización femenina. Así, el estudio concluye que las prácticas violentas contra niños y niñas marcadas por género son habilitadas y facilitadas por contextos de disparidad económica y social e instaladas en legados coloniales y estratificaciones de clase que van de la mano con prácticas raciales y étnicas. Dichas prácticas se naturalizan convirtiéndose en parte del tejido cultural y son reproducidas como “culturalmente apropiadas y esperadas” por las formas de constitución de masculinidades y feminidades.

Este trabajo de investigación demuestra la urgencia de trabajar, en particular, en el ámbito de la familia y de la escuela, sensibilizando y dotando de herramientas –no violentas a las personas adultas que están encargadas de la educación de las niñas, niños y adolescentes, para que puedan desterrar la violencia como algo natural y, por tanto, tolerable. El estudio también expone la necesidad de fortalecer la legislación para prohibir el castigo corporal y otras formas de violencia y la necesidad de trabajar en campañas nacionales sostenidas de “cero tolerancia” a la violencia contra la niñez y la adolescencia.

Patrones de violencia hacia las niñas en el Ecuador resumen ejecutivo

Testimonios patrones de violencia hacia las ninas en el Ecuador-min

Boletín de prensa lanzamiento “Patrones de violencia hacia las niñas en el Ecuador”