Menu
Abre-el-ojo_2

Lo que vemos a nuestro alrededor puede ayudarnos a detectar problemas o situaciones de abuso y acoso. Presta atención a alguna de estas señales en niñas, niños y adolescentes:

  • Cambios repentinos de comportamiento
  • Tristeza, miedos o pesadillas
  • Aumento exagerado de comportamiento sexuales
  • Moretones, heridas en el área genital y anal
  • Infecciones de transmisión sexual, molestas al caminar o embarazo

Mantente alerta ante estas situaciones y otras que te generen sospecha para descubrir si una niña, niño o adolescente ha sufrido algún tipo de abuso que vulnere sus derechos y su bienestar.

Para-Oreja-img
Actúa_2

Cuando ocurre un caso de abuso sexual que afecta a una niña o niño es fundamental que una persona adulta de un paso al frente, se comprometa con su protección y actúe. Por eso:

  • Si algo te huele mal
  • Si ves que el comportamiento del niño o niña cambia sin ninguna razón como cambios de humor repentinos, tristeza o miedos que antes no existían
  • Si observas algún tipo de signo corporal que pueda llevarte a pensar que ha ocurrido algún tipo de abuso
  • Si sospechas que hay una situación de abuso sexual infantil

No te quedes en silencio y ¡REACCIONA! acudiendo a las autoridades pertinentes para proteger a la niña o niño.

usa-tu-intuición-img
No-Calles_2

El silencio no resuelve ningún problema. Por eso, si eres consciente de que una niña o un niño ha sido víctima de abuso sexual, no lo ocultes. No calles. Piensa que:

  • Callar te deja un mal sabor al ser consciente del sufrimiento que está viviendo una niña o un niño
  • El silencio no protege a los niños y a las niñas, al contrario, les convierte en personas doblemente vulnerables
  • Ten una buena relación con tus hijos e hijas y evita convertir en tabú temas que deben conversarse con ellos y que les ayuden a conocer como auto-protegerse de un posible abuso

Ten conversaciones adecuadas a la edad del niño o niña sobre su cuerpo y cómo protegerlo ¡HABLA DEL TEMA! 

Nada-de-contacto-img
Abre-el-ojo-img
Para-Oreja_2

Escuchar lo que una niña, niño o adolescente tiene que decir es fundamental para conocer si ha sido abusado sexualmente o no. Si quiere contar algo presta atención a sus palabras y escúchale con atención:

  • Las niñas y niños no mienten cuando cuentan que han sido víctimas de algún tipo de abuso sexual
  • Genera espacios donde se sienta cómoda o cómodo para que pueda expresar cómo se siente y qué es lo que ha ocurrido
  • Hazle sentir que lo que está contando es importante para ti y que puede depositar su confianza sin que piense que puedas poner en duda las cosas que te está relatando

Escucha y, sobre todo, ¡CRÉELE!

Abre-el-ojo-img
usa-tu-intuición_2

El abuso sexual puede ocurrir en cualquier familia y en cualquier lugar. Por eso, seguir tu intuición puede evitar o poner fin al abuso sexual:

  • La familia: es aquí donde la violencia se da de primera mano de parte de los progenitores y los encargados del cuidado.
  • La escuela: puede ser tanto física como psicológica y sexual y estar perpetrada tanto por educadores y autoridades educativas como por los propios pares de niñas y niños.
  • La comunidad: la vulnerabilidad en la comunidad aumenta con la edad y la madurez y a medida que él o ella tienen mayor contacto con el mundo exterior.
  • Las situaciones de desastre y emergencia incrementan la vulnerabilidad de las niñas y adolescentes mujeres se incrementa.

¡Activa tu 6° sentido!

No-Calles-img
Nada-de-contacto_2

Cualquier tipo de contacto sexual con niños y niñas no es normal y, además, es considerado un delito así que:

  • Si sientes deseos sexuales por niñas y niños
  • Si tu deseo sexual se activa mirando a niñas y niños de tu alrededor o mirando fotografías inapropiadas
  • Si alguna vez has tenido contacto sexual con algún niño o niña o has tratado de mantenerlo

Estás en problemas así que, ¡BUSCA AYUDA!