Menu

9 familias reciben vivienda ‘LIBRE DE VIOLENCIA’ tras perder la suya en Terremoto

Gracias al proyecto “Reconstruyendo Vidas en Manabí”, un total de 9 familias de la comunidad El Blanco, del cantón Sucre, ven cumplido su sueño de volver a tener su propia casa tras perderlo todo después del terremoto de 2016. Esta iniciativa, que ha contado con el financiamiento del Fondo de Reconstrucción Juntos por Ecuador, administrado por Fundación Holcim, y Plan Internacional, ha incluido capacitaciones a los miembros de las familias sobre cómo mantener un hogar libre de violencia y cómo actuar frente a desastres naturales.

La entrega oficial tuvo lugar hoy, 6 de febrero,  a las 10:30 horas en la casa comunal donde estuvieron presentes las familias beneficiadas así como la directora de Plan Internacional Ecuador, Rossana Viteri y la Directora de la Fundación Holcim, Saskia Izurieta.

Entre las personas beneficiarias de estas viviendas se encuentran madres solteras, viudas, embarazadas, discapacitados y familias que tienen niñas y niños. Para elegir a los y las beneficiadas, uno de los criterios de selección fue atender a grupos prioritarios que habían sido afectados por el terremoto.

DEL PLÁSTICO A UNA VIVIENDA DIGNA

Ximena Morales vivió sus últimos 4 meses de gestación de su tercer hijo en el proceso de reunir la documentación requerida. La casa donde vivía antes del terremoto tuvo que ser derribada por el mal estado en el que se encontraba. Ella y su familia pasaron a vivir a una casa improvisada de plásticos y cañas.

“El día que nos cambiamos a nuestra casita mis dos hijos mayores ya habían elegido sus cuartos, saltaban de la emoción… aún recuerdo sus caritas”, expresó Ximena.

Por otra parte, ella asegura haber aprendido a dialogar más con sus hijos y a no optar por los golpes como método de crianza. “La formación que nos han ofrecido nos ha ayudado mucho y ahora, cuando pierdo la paciencia, me salgo, respiro y allí regreso a hablar con ellos para no dejarme llevar por el coraje” expresó.

Como parte del compromiso de las familias beneficiadas, todas ellas decidieron ubicar en cada casa un letrero cuya leyenda dice “Casa Libre de Violencia”. De esta forma, muestran al resto de la comunidad su decisión de educar a sus hijas e hijos sin recurrir a ningún tipo de agresión física o psicológica.

El interés por parte del Fondo Juntos por Ecuador Plan Internacional de, no solo hacer entrega de viviendas, sino también de promover métodos de crianza saludables viene motivado por datos sobre la situación de violencia que viven las niñas, niños y adolescentes en el país.

Para Rossana Viteri, Directora de Plan, este proyecto cambia vidas .”Aquí comienza una vida que es diferente. Desde la construcción de las casas donde existió una mezcla de solidaridad y trabajo en conjunto hasta la capacitación de las familias para desarrollar una vida en mejores condiciones, llena de armonía y felicidad. Esperamos que estas 9 familias sean un ejemplo para el Ecuador” dijo Viteri.

CIFRAS

Según el estudio ‘Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad’ , aproximadamente el 40% de los niños, niñas y adolescentes afirmaron haber recibido un trato violento por parte de sus padres, como golpes, baños de agua fría, insultos, burlas, y otras formas como dejarlos sin comer y sacarlos de la casa. Los más afectados son los niños y niñas entre 5 y 12 años ya que casi el 50% fueron agredido física y psicológicamente. La mayor prevalencia de violencia contra los niños en el hogar se registra más en la zona rural que en la urbana (36% versus 42%).

“Hemos considerado varios componentes en el proyecto entre ellos el de protección pensando siempre en las niñas, niños y adolescentes. Es una necesidad tener lo material que ampare los derechos de la niñez y que tenga una base sólida en el adecuado trato de ellos y ellas” indicó Elizabeth Chacón, gerente de Plan Internacional Manabí.

“La vivienda estable y el no maltrato es algo que debe ir de la mano para darle a nuestras niñas y niños un lugar seguro donde crecer y desarrollarse”, agregó Chacón.